La Historia Patrimonial

Dinamarca 399 abre sus puertas en un edificio de especial carácter histórico. Ubicada en la calle que bordea los tres cementerios del cerro Panteón (declarados monumentos nacionales), la casona Dinamarca fue construida en 1906 por el antiguo cónsul de Dinamarca, don Jean Hugo Thierry. Ese fue el año del gran terremoto que devastó buena parte de la ciudad. El propio doctor Thierry, reconocido médico que había llegado a Valparaíso en 1895, después de ver como se venía al suelo la obra que había comenzado, decidida a cambiar el plan de construcción y edificación las terrazas que hoy sostienen la casona. Además hizo importar un nuevo material para las fundaciones: hormigón. Con ello, se adelantó a la tecnología antisísmica que se impondría con el paso de los años. En un breve relato mecanografiado sobre su vida, él mismo deja anotado que el costo de la construcción de la casa ascendió a 105.000 pesos.

  

En manos de los descendientes de la familia del doctor Thierry hasta mediados del siglo XX, la casona después entrará en una fase de declive y sufriría un incendio en 2011. En manos del arquitecto Joaquín Velasco y su equipo, la obra ha sido reconstruida guardando la mayor parte de los elementos originales a los que se ha añadido un piso más.

  

Dianamarca 399 hoy cuenta con 14 oficinas, 6 talleres, salas de reunión, salón de eventos y un espacio cowork, además de un restaurante, Dinamarca 399 ha recuperado el pasado histórico para ofrecer una espacio renovado abierto a diversos equipos de trabajo, iniciativas y actividades culturales para el barrio y la ciudad.


El cónsul de Dinamarca: Jean Hugo Thierry y Valparaíso

 

 

El doctor Jean Hugo Thierry desembarcó en Valparaíso en 1895 junto a su joven esposa, Anne Marie, con quien acababa de casarse en Londres el día antes de zarpar. Al percatarse de las falencias sanitarias de la ciudad de Valparaíso trabajará sin descanso hasta hacer realidad el Hospital de Niños que hoy lleva su nombre. Del mismo modo, creó la primera Escuela de Enfermeras del país y la Sociedad Oftalmológica. Su nieta, Marianne Peronard Thierry (1932) es una destacada lingüista y filóloga, doctora honoris causae de la PUCV y miembro de la Academia Chilena de la Lengua que en 2002 fue distinguida con la Orden al Mérito Docente y Cultural Gabriela Mistral.


Tragedia y Arte

Tras el incendio de 2011, como una manera de comenzar a recargar con nuevas energías, en 2013 se realizó “Intervención  01”, un recorrido con distintos trabajos plásticos a cargo de los artistas Patrick Steeger, Anamaría Briede y Elisa Assler. A partir de ese acto simbólico de recuperación del espacio, Dinamarca 399 comienza a promover la participación de distintos artistas invitados. Entre las ruinas renegridas se realizaron proyecciones del documentalista Vincent Moon, se acogieron los trabajos de la Facultad de Artes de la PUCV y se realizó un recital de poesía con la participación de Felipe Cussen, entre otros.